Jorge Aguirre Charvet

Blog para la reflexión sobre la actualidad, el periodismo y la comunicación Email: jaguirrech@gmail.com Quito - ECUADOR

7/26/2007

 
El Telégrafo convertido en el altavoz del gran insultador

Hace pocas semanas ese autócrata inculto que se llama Hugo Chávez se apropió usando subterfugios de una estación privada de televisión. Aquí mediante similares procedimientos, la ridícula “revolución ciudadana” que nos desgobierna tomó bajo su control al decano de la prensa ecuatoriana, se apropió de El Telégrafo, la “tribuna de la verdad, sin temor ni favor”, que fue mi escuela de periodismo entre 1968 y 1985.
Protesto por esa acción que dará tribuna escrita a nuestro propio proyecto de autócrata y a sus áulicos y protesto también porque nadie le ha salido al frente. ¿Dónde están los guayaquileños ofendidos que reaccionan por la desvergonzada intromisión perpetrada contra una de sus más importantes y tradicionales instituciones? Que El Telégrafo dirá la verdad, se pregona. Por quién nos toman?, pregunto. Ha nacido el estentóreo altavoz escrito del gran insultador.
Rubén Darío Bulleron comenta de la siguiente manera lo ocurrido

Un diario propio

Por Rubén Darío Buitrón
Finalmente el Presidente ha logrado uno de sus objetivos: tener un periódico oficial. En medio de su particular manera de celebrar las fiestas de Guayaquil, Rafael Correa anunció que el tradicional diario El Telégrafo, el más antiguo del país y hoy en manos del Estado, “será un ejemplo de verdadera información”.
La propuesta del Mandatario parecería ingenua o idealista, pero no: es parte de su estrategia de contar con medios de comunicación propios (con todas las connotaciones que tiene esta palabra).
Si leemos las entrelíneas y los ejes subterráneos por donde se mueve la confrontación de Correa con la prensa nacional, el gobierno contará con un espacio a su servicio, que desde el periodismo oficialista le permitirá confrontar a los medios bajo el argumento de que estos no informan lo que quiere saber el país.
Cuando asegura que lo más difícil de sus primeros seis meses ha sido su enfrentamiento con la prensa pero que, “gracias a Dios, la gente ha aprendido a creer en nosotros”, el Presidente confirma el plan que venía afinando desde que asumió el poder el pasado 15 de enero: primero, crear el enemigo. Después, crear el arma para combatirlo.
Pero detrás del discurso oficial de convertir al viejo periódico guayaquileño en “un diario público que defenderá el interés del público y no otros intereses”, hay omisiones que nos atañen a todos: si El Telégrafo pasó a manos del Estado para compensar a los perjudicados por la quiebra del Banco del Progreso, el Estado somos los 13 millones de ecuatorianos .
Y si el Estado somos todos, El Telégrafo es propiedad de todos y no del régimen de turno. Sin embargo, nadie nos ha preguntado qué tipo de periódico quisiéramos. Nadie ha consultado nuestra opinión sobre la línea editorial. Nadie ha sondeado qué tipo de agenda desearíamos leer.
En un alarde de generosidad pero sin precisar de dónde sacará los fondos, Correa ha prometido que modernizará las instalaciones, la rotativa y el edificio del periódico. Y en un hábil ejercicio de silencios, calla ante la necesidad de saber en qué momento la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD), que controla el diario, restituirá su dinero a los ex depositantes del Banco del Progreso.
Se trata de otra omisión. Y más grave: si el gobierno llegara a concretar sus cuantiosas promesas para El Telégrafo lo estaría haciendo con la plata de todos los ecuatorianos, con los recursos económicos que un régimen socialista del siglo XXI tendría la obligación de invertir en programas sociales que trasciendan la política demagógica de duplicar las limosnas para los más pobres.
Pocas semanas después de que asegurara que El Telégrafo se vendería y que no se convertiría en medio gubernamental, Correa, que ha mostrado un escaso conocimiento de cómo funciona la prensa por dentro, parece erigirse no solo en un obstinado crítico de los medios sino en su competidor directo.
“Un diario es una nación hablándose a sí misma”, decía el dramaturgo norteamericano Arthur Miller. En el caso de El Telégrafo quizás ocurra algo distinto: un Presidente hablándose a sí mismo.

Mi comentario al artículo de RDB

Lo rubrico. La "tribuna de la verdad, sin temor ni favor", en la que trabaje de 1968 a 1985, ha muerto y no es ahora el "diario de todos los ecuatorianos" como se puede deducir de tu artículo. Ha caído en manos del primer autócrata ecuatoriano del siglo XXI. En 1875, Rayo y un grupo de jóvenes pusieron fin a un experimento similar, lamentablemente con medios violentos. Si nos atenemos a las versiones oficiales, parece ser que el pasado 7 de julio comenzó a armarse la conspiración que, incluso utilizando similares recursos, estaría planificando poner fin al actual estado de cosas. También lamentablemente, quien siembra vientos cosecha tempestades y como ocurrió hace 132 años, posiblemente una tempestad eléctrica se esté fraguando.

P.D. Un corto y triste colofón a mis comentarios sobre el diario El Telégrafo. Uno de los que lleva la batuta en el expolio intelectual a la libertad de expresión del gran diario guayaquileño es Alfredo Castillo Bujase, que fue maestro de la generación que asistimos a la Escuela de Periodismo de la Universidad Central de Quito, entre 1965 y 1969. Aquel que nos enseñó el camino a quienes aun ejercemos el periodismo, aquel intelectual serio de izquierda que desde la tribuna condenó a la demagogia burguesa, su gran enemiga, lo vemos ahora convertido en el gran estratega y mentor del experimento seudo socialista que se aplica en nuestro país. Me pregunto: ¿por qué Castillo Bujase no es el candidato del partido de gobierno para plasmar en la nueva Constitución la teoría y la práctica que propugnan las nuevas autoridades y en su lugar les sirve obsequiosamente en la "ocupación" de nuestra tribuna de la verdad, sin temor ni favor? Será acaso porque desconfían de él y solo lo usan para esta aventurilla mediática que, con toda seguridad, será revertido cuando el actual estado de cosas cambie, como ocurrió con las faenas similares que ejecutó la gorilesca dictadura de Velasco Alvarado en el Perú.

El Editor

Archivos

05/02/2004   05/04/2004   05/11/2004   05/12/2004   05/30/2004   07/26/2004   08/05/2004   08/12/2004   09/06/2004   10/08/2004   10/09/2004   12/03/2004   12/25/2004   01/29/2005   02/05/2005   03/05/2005   04/24/2005   04/26/2005   06/20/2005   06/28/2005   07/14/2005   07/25/2005   08/23/2005   11/03/2005   11/09/2005   12/06/2005   12/08/2005   12/13/2005   12/18/2005   12/27/2005   12/31/2005   01/10/2006   01/12/2006   01/30/2006   01/31/2006   02/25/2006   03/30/2006   04/02/2006   04/29/2006   05/08/2006   05/11/2006   05/14/2006   05/24/2006   06/03/2006   06/06/2006   06/07/2006   06/21/2006   07/01/2006   08/03/2006   09/09/2006   09/21/2006   10/07/2006   11/03/2006   11/18/2006   12/05/2006   12/08/2006   12/21/2006   12/30/2006   01/07/2007   01/21/2007   02/03/2007   02/11/2007   02/20/2007   03/04/2007   04/01/2007   04/11/2007   04/12/2007   05/01/2007   05/06/2007   05/08/2007   05/09/2007   05/14/2007   05/23/2007   06/09/2007   06/19/2007   06/23/2007   06/24/2007   06/30/2007   07/05/2007   07/09/2007   07/26/2007   07/31/2007   08/02/2007   08/04/2007   08/05/2007   08/12/2007   09/03/2007   09/23/2007   10/04/2007   10/21/2007   12/14/2007   01/21/2008   01/28/2008   01/29/2008   01/30/2008   01/31/2008   02/01/2008   02/05/2008   02/06/2008   02/08/2008   02/09/2008   02/13/2008   02/14/2008   02/15/2008   02/16/2008   02/18/2008   02/19/2008   02/21/2008   02/22/2008   02/23/2008   02/25/2008   02/27/2008   02/28/2008   02/29/2008   03/01/2008   03/02/2008   03/03/2008   03/04/2008   03/05/2008   03/06/2008   03/07/2008   03/08/2008   03/09/2008   03/10/2008   03/11/2008   03/12/2008   03/13/2008   03/14/2008   03/15/2008   03/16/2008   03/17/2008   03/18/2008   03/19/2008   03/20/2008   03/21/2008   03/22/2008   03/23/2008   03/24/2008   03/25/2008   03/26/2008   03/27/2008   03/28/2008   03/29/2008   03/30/2008   03/31/2008   04/01/2008   04/02/2008   04/03/2008   04/04/2008   04/05/2008   04/07/2008   04/08/2008   04/09/2008   04/10/2008   04/11/2008   04/13/2008   04/14/2008   04/15/2008   04/16/2008   04/17/2008   04/18/2008   04/19/2008   04/25/2008   04/26/2008   04/27/2008   04/28/2008   04/29/2008   04/30/2008   05/06/2008   05/07/2008   05/08/2008   05/12/2008   05/13/2008   05/14/2008   05/15/2008   05/16/2008   05/18/2008   05/19/2008   05/20/2008   05/21/2008   05/22/2008   05/23/2008   05/24/2008   05/26/2008   05/27/2008   05/28/2008   05/29/2008   05/31/2008   06/02/2008   06/03/2008   06/06/2008   06/10/2008   06/11/2008   06/12/2008   06/13/2008   06/15/2008   06/16/2008   06/17/2008   06/18/2008   06/19/2008   06/20/2008   06/21/2008   06/22/2008   06/23/2008   06/25/2008   06/26/2008   06/28/2008   06/30/2008   07/01/2008   07/02/2008   07/03/2008   07/08/2008   07/09/2008   07/10/2008   07/11/2008   07/12/2008   07/14/2008   07/15/2008   07/16/2008   07/17/2008   07/18/2008   07/19/2008   07/21/2008   07/22/2008   07/23/2008   07/24/2008   07/25/2008   07/26/2008   07/27/2008   07/28/2008   07/29/2008   07/30/2008   08/01/2008   08/03/2008   08/04/2008   08/05/2008   08/06/2008   08/07/2008   08/08/2008   08/24/2008   08/30/2008   09/13/2008   09/19/2008   10/13/2008   11/26/2008   12/03/2008   12/04/2008   12/05/2008   12/06/2008   12/07/2008   12/09/2008   12/22/2008   12/24/2008   01/03/2009   01/14/2009   01/20/2009   01/31/2009   03/10/2009   04/16/2009   06/01/2009   06/23/2009   07/10/2009   08/06/2009   01/01/2010   02/20/2010   02/24/2010   02/26/2010   02/28/2010   04/19/2010   05/03/2010   07/08/2010   09/21/2010   10/18/2010   12/07/2010   12/27/2011   05/10/2015   06/15/2015   08/21/2015  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]